20100805

-DÍA DE DAKINIS

Hoy es día de dakinis, y a propósito de las dakinis cabe recordar lo que sobre su papel en la transmisión de las enseñanzas nos indica Judith Simmer Brown en su obra "El cálido aliento de la dakini", citada ya en anteriores entradas. Recogemos de la página 345 el siguiente fragmento:
.
"En el budismo vajrayana hay dos tipos primarios de transmisiones que preservan las comunicaciones entre gurú y discípulo, y las dakinis juegan importantes papeles en cada uno de ellos. Primero está el linaje de la instrucción oral, llamado "larga transmisión de declaraciones" o "kama", que pasó a través de un linaje histórico de gurús humanos. Podemos hallar ejemplos en las enseñanzas tántricas que recibieron gurús humanos como Tilopa y Naropa, o Gurú Rinpoché y sus discípulos directos.

El segundo es el "linaje cercano de tesoros descubiertos" o "termas", que surge de la comunicación continua y directa de Gurú Rinpoché. Estos tesoros de enseñanzas constantemente frescas son hallados por descubridores de "termas", o "tertöns". En esta transmisión se ocultan escrituras auténticas y posteriormente, en el momento adecuado, las descubren gurús realizados mediante su poder visionario. La tradición de "Termas" más poderosa es la que se remonta hasta Gurú Rinpoché. Se dice que Gurú Rinpoché sabía que las enseñanzas del vajrayana que transmitía tendrían una expresión más amplia en los turbulentos tiempos del futuro.

Aunque estas dos líneas de transmisión sean diferentes, las dakinis juegan un papel similar en ambas. Guardan y protegen las enseñanzas que se han confiado a su cuidado y aseguran la continua integridad del descubrimiento y la diseminación de dichas enseñanzas. En cada una de estas dos líneas, la transmisión auténtica de las enseñanzas tántricas se compara al "cálido aliento de las madres dakinis". El "linaje susurrado" o "kama" emplea a menudo esta conocida analogía. Se dice que las "termas" encarnan el "aliento húmedo e imperecedero de las dakinis", una forma de bendición constantemente íntima y fresca".

El fragmento remarca también la peculiaridad específica que Padmasambhava introdujo en la continuidad de sus enseñanzas hacia el futuro: ocultar entonces para ir revelando a lo largo del tiempo, según las circunstancias fueran haciéndose propicias a la manifestación completa de su sabiduría esencial. Dicho de otra manera: Padmasambhava continúa entre nosotros y su voz no se apagó al alejarse del Tíbet. Sigue vivo, hablándonos de modo imprevisto y actualizándose siempre.
.
Pero volviendo a las dakinis: si las dakinis son el aliento que sostiene las enseñanzas, hay que recordar que no hay voz sin aliento y que son por ello la fuente de la que manan las distintas expresiones del conocimiento. El aliento puede modularse y adoptar mil tonos en lenguajes distintos, pero sin él ninguno es posible. Las dakinis no transmiten palabras, pero sin su aliento ninguna palabra puede tomar forma: son su base física y su fundamento orgánico. Del lenguaje de las dakinis se dice poco; quizá no es posible hacerlo porque no es lenguaje, sino lo que posibilita el lenguaje. Se trata del aliento, algo previo a la voz articulada pero su verdadera condición de posibilidad. Las palabras articuladas en alfabetos no tienen más fuerza ni verdad que la que les da la cualidad orgánica del aliento desde el que nacen. Puede ser ésa la razón de que de las dakinis se remarque siempre su cualidad física, matérica, visceral: son carne y sangre que late en el aliento. Y del aliento, la voz que emerge y se define para decir y hacerse inteligible con palabras compartidas. Se entiende pues por qué las dakinis juegan un papel tan determinante en la tradición tántrica, y por qué se les reserva un día de cada mes en su calendario. Hoy es día de dakinis, alentándonos desde el cielo.
.

1 comentario:

ana maria diaz dijo...

Agradecere me informen sobre el tema del dia mensual de las Dakinis.Tiene que ver con las fases de la luna o algo así. gracias