20120502

TRES AÑOS CUMPLIDOS

Habiéndose cumplido la pasada semana tres años desde la publicación de la primera entrada de este archivo, sólo decir que a partir de ahora el ritmo y la frecuencia de las actualizaciones será distinto. Arrancó con una periodicidad diaria -el momento parecía pedirlo así; el segundo año fueron cinco entradas por semana -las de los días laborables en el calendario humano. Y durante este tercer año, se publicaron dos en fin de semana. A partir de ahora intentaremos estar por aquí al menos una vez cada siete días; lo que no quiere decir que no sean más, si así sucede, o quizá menos. El tiempo es ahora otro.  Muchísimas gracias a quienes os acercáis de vez en cuando a "Padmasambhava", y también a los que están por venir.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias a ti, he aprendido algo y puedo aprende más leyendo lo que escribes y expones. Luis

Anónimo dijo...

Gracias a ustedes!
sigan así, es tremenda fuente de inspiración para mi.
Un abrazo
Joaquín

Anónimo dijo...

Lo Admirable: lo que escribís sobre el Guru Rinpoche
La pena: no hay orden......es como una hoja de un árbol noble llevado por el viento.
Sugerencia: poner rumbo en tus ideas personales.......en tus manos ya esta la llave, es solo aprender el giro correcto!, así las puertas se abren, sin embargo el camino después de eso aun es largo y empinado, traicionero, alegre y decepcionante.......por que es el camino que, cuanto mas próximo se torna cada ves mas dzochenico!
Y como entraste en la corriente!!!!! no vas a poder dar siquiera un serio paso atrás!, ni aun para dar un inmenso salto para adelante........!, te va?
No pares, pero es discernir como un cisne del Buddha Amitabha, del Heruka Hayagribha........

odiseo dijo...

Una felicitación por tu blog, es en verdad un tesoro muy valioso.
Ahora que si de peticiones se trata, ¿podríamos cambiar la gama de colores que se usa en la página? Letras amarillas sobre fondo negro terminan cansando la vista, y uno termina viendo mandalas y arboles de refugio cuando mira a una pared blanca.

Anónimo dijo...

Hace algun tiempo descrubi esta pagina metiendo el nombre de padmasambhava, porque aun no siendo budista, su leyenda llego a mi atraves de otros libros que se referian a él y su poetica y misteriosa biografia hizo del guru Rimpoche una especie de agradable frangancia espiritual para mi. Cuando vi que otras personas como Ud. tambien se sentian inspiradas por él me senti agradablente sorprendido, junto a Padmasambhava, Nagarjuna, Shankara, Ramana Maharshi, y tantos otros aunque no sea capaz de practicar ninguna de sus enseñanzas, son un faro para mi en la niebla del samsara, Ojala algun dia todos los seres podamos llegar a ser un dia felices, como el hijo de la mujer esteril.

Gracias por tu blog.

Juan Ramón Cuadros Soler dijo...

Felicidades por la continuidad!!

A seguir como indicas..

Fuerte abrazo.

TSO PEMA LING dijo...

en hora buena

Anónimo dijo...

Gracias a todos; uno no sabe nunca de antemano qué recorrido tiene lo que se empieza. Es cierto, sin embargo, que ver que hay quien sigue lo que aquí aparece y hasta escribe para comentarlo es una buena motivación para no interrumpirlo. Iremos haciendo. De las sugerencias... poco que decir. El desorden se me hace inevitable, y adentrarse según las categorías del índice puede mitigarlo y darle un poco de cohesión. Sobre el color de las letras... pues igual resulta que el efecto que Odiseo plantea en su comentario es su verdadera causa; sin preveerla, claro. Tiene su gracia. El amarillo, el granate y el fondo negro fueron sólo composición de un escenario afín a las tonalidades del mundo tibetano... pero igual cambian: por qué no?
Gracias de nuevo; me alegra que os resulte de interés. Sigo el impulso.

Francisco dijo...

Muchas gracias, este blog las entradas aqui publicadas me han abierto la posibilidad de practicar el budismo y conocer enseñanzas y maestros maravillosos.

Juan Ramón Cuadros Soler dijo...

Buenas tardes:

En mi perfil aparece mi email,
mándame un email y así se el tuyo,
aunque lo tenia, no logro localizarlo, te quería preguntar una cosa.

Fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Después de haber leído el libro tibetano de la vida y de la muerte, me interesé por Padmasambhava e incluso reposo mi mente en su imágen como aconseja Sogyal Rimpoché. Sigo este blog hace más o menos un año y tiene tantas entradas que aunque estés un año más sin escribir en él, se te agradece lo todo ya escrito y publicado... Felicitaciones, larga vida al blog y a su autor que estará bendecido por Padmasambhava de por vida...